• El precio del alquiler se hunde más de un 30% en la ciudad de San Francisco
  • En Toronto los alquileres caen 14,5% y los pisos sin inquilino se acumulan
  • Sin diversión ni restaurantes extravagantes, las ciudades pierden su atractivo
calle-san-francisco-alquileres.jpg
Ciudad de San Francisco (EEUU). Alamy

 

La crisis del covid-19 ha cambiado la forma de vida de millones de personas. El mercado inmobiliario no se libra de esta transformación. Durante años, los alquileres en las grandes ciudades del mundo han estado subiendo con intensidad. Tanto es así, que los alquileres se han convertido en una especie de lujo en el centro de estas ciudades, solo accesibles para personas con elevados niveles de renta o que estuvieran dispuestas a compartir piso. Ahora, esta burbuja empieza a desinflarse.

 

 

 

Tim Lawless: "Estás loco si no estás negociando un alquiler más bajo en este momento"

En las grandes ciudades de los países desarrollados, desde Nueva York hasta Toronto, pasando por Londres, Sídney o Madrid, los alquileres en las zonas céntricas de las ciudades están cayendo con intensidad. La demanda de vivienda en alquiler y para compra está cambiando de forma importante.

 

¿Hasta dónde pueden bajar los alquileres? Las viviendas sin inquilino empiezan a acumularse en las grandes ciudades
 

¿Hasta dónde pueden bajar los alquileres? Las viviendas sin inquilino empiezan a acumularse en las grandes ciudades

 

Los estudiantes extranjeros y nacionales que normalmente refuerzan la demanda están atrapados en casa, mientras que los inquilinos jóvenes, el grupo con mayor movilidad en el sector inmobiliario, encuentran menos razones para pagar una prima para vivir en lo que, por ahora, ya no es el centro de las cosas.

"Estás loco si no estás negociando un alquiler más bajo en este momento", asegura Tim Lawless, jefe de investigación de Asia Pacífico para el proveedor de datos CoreLogic en declaraciones a Bloomberg. "La oferta es alta y la ocupación se ha desplomado".

 

El teletrabajo y la enseñanza online lo está cambiando todo. Vivir en el centro de la ciudad suponía un ahorro de tiempo en traslados, pero trabajando desde casa pierde parte del sentido. Por otro lado, las tiendas y los bares extravagantes que hicieron que vivir en una ciudad fuera divertido están cerrando, con limitaciones o simplemente no son tan tentadores cuando existe riesgo de contagio. Y también lo es el equilibrio de poder entre propietarios e inquilinos.

Christine Chung, una joven de 26 años, es una de las que se aprovecha de esta situación. Se las arregló para negociar una reducción del 9% en el alquiler de la casa que comparte con otras tres personas en el moderno barrio de Enmore de Sídney, a unos 10 kilómetros del centro de la ciudad.

No fue fácil -el dueño estuvo cinco semanas esquivando mis llamadas- antes de que accediera a reducir el alquiler desde 895 dólares australianos (635 euros) por semana a 810 dólares (485). Los alquileres se estableces normalmente en términos semanales en Australia. "Presionaré por otra reducción de alquiler al final del contrato", asegura Chung. "El mercado ha cambiado".

En Nueva York también

En el condado de Westchester, una región al norte de Nueva York llena de zonas verdes y espacio, los precios de compra de viviendas unifamiliares han aumentado un 16% con respecto al año anterior.

Por el contrario, los apartamentos en Manhattan han sufrido la mayor caída desde 2013. La oferta de vivienda a la venta han triplicado con respecto al año anterior, mientras que el alquiler medio ha caído un 11%, con descensos aún mayores para los estudios.

 

El precio de los alquileres se hunde en Manhattan (EEUU)

El alquiler mensual medio de un estudio en San Francisco ha caído un 31% en septiembre con respecto al año anterior hasta los 2.285 dólares, un descenso que supera con creces la corrección del 0,5% a nivel nacional, según datos publicados por Realtor.com.

En el centro de Toronto, segundo centro financiero más grande de Norteamérica detrás de Nueva York, los apartamentos en alquiler se están acumulando. Una tendencia habitual cuando la demanda se congela, como se puede ver también en las grandes ciudades de España.

Los alquileres se han desplomado un 14,5% menos en el tercer trimestre en comparación con el mismo período del año pasado, según datos de la firma de investigación Urbanation. Las propietarios tardan casi el doble que el año pasado en encontrar un inquilino para sus apartamentos.

En Londres, la menor llegada de estudiantes internacionales y de ejecutivos extranjeros bien pagados que buscan viviendas temporales en la ciudad están haciendo bajar los alquileres. En este caso, el Brexit podría estar también presionando a la baja el precio de los arrendamientos.

En las áreas más ricas de la capital, los alquileres cayeron un 8,1% interanual hasta septiembre, la caída más pronunciada en más de una década, según la firma Knight Frank.

También en España...

En las grandes ciudades de España también se está empezando a ver esta tendencia. En Madrid y Barcelona, el precio de los alquileres ha caído más de 4% trimestral, según los últimos datos publicados por Fotocasa. Pero esto puede que solo sea el comienzo. En la Ciudad Condal se verán afectados también por la nueva imposición de la Generalitat de rebajar algunos alquileres.

"Hay recorrido a la baja en gran parte de las ciudades de nuestro país. Hay que recordar que ahora mismo 9 comunidades autónomas han llegado a máximos históricos en el precio del alquiler y otras comunidades están cerca de los precios registrados en los años del boom. Es decir que los precios de los alquileres han subido con mucha fuerza, Madrid y Barcelona son los grandes ejemplos, y el recorrido a la baja es amplio", aseguraba Anaís López, directora de Comunicación de Fotocasa, en declaraciones a elEconomista.es esta semana.

Al igual que en el resto de grandes ciudades, la oferta de alquileres se ha disparado, no porque haya más gente dispuesta a arrendar una vivienda, sino que los alquileres se acumulan ante la caída de la demanda. 

Las capitales españolas han sentido con mayor fuerza la acumulación de viviendas en alquiler. Con incrementos superiores al 100% (que supone doblar el número de viviendas disponibles) se sitúan las ciudades de Sevilla (184,4%), Cádiz (172,2%), Cáceres (171,6%), Málaga (141,5%), Murcia (132,6%) o Córdoba (119,5%). También por encima del 100% se encuentran Toledo (116,8%), Madrid (115,7%), Valencia (111%) y Jaén (101,8%). En Barcelona el incremento del stock ha sido del 91,6%, señalan desde el portal Idealista.

¿Qué pasará más adelante?

Esta es una pregunta que depende del covid-19 y del impacto que tenga la crisis sobre el comportamiento de personas y empresas. Para que este tipo de caídas de precios se traduzcan en una vivienda más asequible habrá que ver cómo reacciona el mercado laboral también. Si bajan los sueldos, la caída del precio de los alquileres será muy bonita, pero hará que los apartamentos sean más asequibles. Chris Martin, investigador principal del City Futures Research Center en Sydney aseguran que "la crisis ha cambiado el terreno de la economía". Este experto cree que se verá un descenso de los ingresos de los trabajadores, explica en declaraciones a Bloomberg.

Eso es particularmente cierto para los trabajadores del comercio minorista y la hostelería, que han visto reducidos sus ingresos prácticamente de la noche a la mañana. La nueva calma en las grandes ciudades es la que ha dejado muchas personas sin empleo o en Erte.

forum39WhatsAppFacebookTwitter