Uso de Cookies Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información.

943 465 904

Contacto

Enlaces

Área de Colegiados

Noticias inmobiliarias

Los hogares de tres autonomías carecen de los ingresos necesarios para comprar una vivienda | Economía | Cinco Días

02/10/2020

El precio de los inmuebles aumenta un 1,1% desde diciembre, según Sociedad de Tasación

Los hogares de tres autonomías carecen de los ingresos necesarios para comprar una vivienda

El precio de los inmuebles aumenta un 1,1% desde diciembre, según Sociedad de Tasación

Los hogares de tres autonomías carecen de los ingresos necesarios para comprar una vivienda
EP

Los habitantes de Cataluña, Comunidad de Madrid y, sobre todo, Islas Baleares, no disponen de los ingresos mínimos necesarios que hacen falta para comprar una vivienda estándar en sus respectivas regiones, una situación que se agrava por el encarecimiento de los inmuebles, que aumentan sus precios una media del 2,7% respecto a junio de 2019 y del 1,1% en relación al pasado mes de diciembre. Estos datos, recopilados por Sociedad de Tasación, confirman que pese a la pandemia de Covid-19, el valor de las viviendas sigue creciendo.

Entre las variables estudiadas por la firma se encuentra el Índice de Accesibilidad, que analiza la capacidad de endeudamiento de los particulares en relación a su renta media para adquirir una vivienda de características estándar. Al cierre del tercer trimestre de 2020, y tomando 100 como punto base, este indicador se situó en una tasa estatal de 109, situando a la media nacional por encima del nivel salarial mínimo necesario para la compra. Solo tres autonomías se quedan por debajo de los ingresos necesarios: Cataluña (95), Madrid (92) y, principalmente, Baleares, con solo 51 puntos.

Al otro lado se sitúan regiones como Extremadura, Murcia y La Rioja, con una sobrecapacidad que oscila entre los 163 y los 176 puntos. País Vasco y Canarias, dos mercados tensionados, se quedan algo por encima de la media nacional, Andalucía llega a los 124 puntos y Comunidad Valenciana, a los 151.

Otra variable, la de los años con sueldo íntegro que hay que destinar en cada región para poder adquirir un inmueble tipo, también confirma la brecha que separa a Cataluña, Madrid y Baleares del resto de autonomías en materia residencial. Así, mientras que de media hay que destinar en España un total de 7,4 años de salario para poder afrontar la transacción, la cifra asciende a 8,4 y 8,6 años para Cataluña y Madrid, respectivamente, y a 16 para Islas Baleares, más del doble que la tasa media.

El Índice de accesibilidad estima la relación entre el poder adquisitivo real de un ciudadano medio, y el teórico necesario para la adquisición de una vivienda, tomando como base los ingresos brutos anuales publicados por el INE en su encuesta anual de estructura salarial, a partir de los cuales se deduce el importe máximo del salario a dedicar a la financiación hipotecaria, una vez aplicadas las deducciones por IRPF y Seguridad Social vigentes en el momento del cálculo, explican desde Sociedad de Tasación.

Rentabilidad del alquiler

Los datos presentados también analizan la rentabilidad bruta media del alquiler en España, que se situó en el tercer trimestre en el 8%, por encima del dato registrado hace un año. Entre las provincias que más han aumentado la rentabilidad se encuentran Segovia y Cantabria, pero también Madrid y Barcelona (5,2%). Asimismo, destaca Granada, que ha incrementado su rendimiento cuatro puntos, hasta el 7,3%. En el lado opuesto se encuentran Álava y Balares, con reducciones de esas rentas.

Pese a ello, el consejero delegado de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, explica que la rentabilidad de esta modalidad "va a bajar" y que va a tener que competir con una menor demanda y unos menores rendimientos.

Los datos del precio de la vivienda presentados por Sociedad de Tasación, pese a seguir siendo positivos, reflejan el periodo de estabilización que está viviendo el mercado residencial en España, un cambio de tendencia que comenzó incluso antes de la crisis sanitaria. Las cifras chocan con las publicadas también esta semana por Tinsa, que certificaba el primer descenso interanual desde 2015 con una cesión del -0,4%, pero corroboran ese cambio de ciclo que empieza, de hecho, en los mercados tradicionalmente más caros y demandados, que comenzaron antes que ninguno a sufrir las grandes alzas posteriores a 2015.

Fuente: Pablo Sempere