Uso de Cookies Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información.

943 465 904

Contacto

Enlaces

Área de Colegiados

Artículos monográficos

ENTIDADES DEDICADAS AL ARRENDAMIENTO DE VIVIENDAS (Y II): REGIMEN APLICABLE

23/03/2009

ENTIDADES DEDICADAS AL ARRENDAMIENTO DE VIVIENDAS (y II): REGIMEN APLICABLE

En el artículo de la semana pasada se indicaron los requisitos que exige la aplicación de este régimen. En este artículo se aclarará cuándo se puede aplicar y en qué consiste.

El régimen fiscal especial se caracteriza por su voluntariedad y las entidades que deseen su aplicación deben solicitarlo a la Administración tributaria.

La comunicación se podrá realizar en el mismo período impositivo en el que se quiera aplicar, ya que la normativa establece que el régimen fiscal se aplicará en el periodo impositivo que finalice con posterioridad a dicha comunicación y en los sucesivos hasta que se comunique la renuncia del régimen a la Administración. No se establece un período mínimo de aplicación previo a la renuncia.

Los beneficios fiscales del régimen especial aplicables en el Impuesto sobre Sociedades son los siguientes:

 Bonificación del 90 por ciento en la cuota íntegra (la resultante de la aplicación del tipo de gravamen del Impuesto a la Base Imponible del mismo) que corresponda a:
Rentas derivadas del arrendamiento de viviendas.
Rentas derivadas de la intermediación en dichos arrendamientos.
La renta a bonificar derivada del arrendamiento estará integrada para cada vivienda por el ingreso íntegro obtenido, minorado en los gastos directamente relacionados con la obtención de dicho ingreso y en la parte de los gastos generales que correspondan proporcionalmente al citado ingreso.
 Bonificación del 90 por ciento de la cuota integra correspondiente a los rendimientos derivados de la venta de viviendas, siempre que hayan sido arrendadas durante un periodo mínimo de 10 años, y no sean adquiridas por el arrendatario.

 Ampliación del plazo de reinversión de beneficios extraordinarios de 3 a 5 años, cuando la renta derivada de la transmisión se hubiera beneficiado de la bonificación. Este beneficio consiste en que la renta obtenida en la venta de viviendas que den derecho a la aplicación de la bonificación no se someterá a gravamen si el importe obtenido en la venta de la vivienda se reinvierte en activos afectos a la actividad en los términos generales exigidos por el régimen general del Impuesto sobre Sociedades.


Veamos un ejemplo de aplicación de este régimen: El Señor Agirre tiene en su patrimonio 11 viviendas que mantiene arrendadas. Los ingresos anuales derivados del arrendamiento ascienden a 90.000 euros y los gastos de reparaciones atribuibles a la actividad ascienden a 20.000 euros anuales. ¿Debe arrendarlos cómo persona física o como sociedad? ¿Cuál de los regímenes especiales del Impuesto sobre Sociedades resulta fiscalmente más beneficioso?





















Para el caso planteado la aplicación del régimen especial de entidades dedicadas al arrendamiento de viviendas, es la opción más beneficiosa, ya que supone una menor carga fiscal.

Por otro lado, hay que mencionar que en el Impuesto sobre el Valor Añadido también se prevé un beneficio fiscal consistente en la aplicación del tipo de gravamen del 4%, tipo súper reducido, en la adquisición de viviendas por estas entidades. Para su aplicación, la entidad que adquiere la vivienda, deberá comunicar a la transmitente que le resulta aplicable el régimen especial.

En definitiva, entendemos que en esta época en la que el número de inmuebles ofrecidos en alquiler se está extendiendo, podría ser interesante para aquellas sociedades que dispongan de varias viviendas plantear la posibilidad de acogerse a éste régimen y disfrutar de un gran ahorro fiscal.


Descargar archivo