Uso de Cookies Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información.

943 465 904

Contacto

Enlaces

Área de Colegiados

Artículos monográficos

INDEMNIZACION POR RENUNCIA AL ARRENDAMIENTO DE UNA VIVIENDA: IRPF

16/02/2009

INDEMNIZACIÓN POR RENUNCIA AL ARRENDAMIENTO DE UNA VIVIENDA: IRPF

Cuando una vivienda está arrendada a un tercero suele ser frecuente que se negocie con el arrendatario la resolución voluntaria del contrato a cambio de una indemnización. Este supuesto se puede plantear, por ejemplo, cuando una promotora está interesada en adquirir las viviendas de un edificio con el propósito de realizar una nueva promoción (y algunas de las viviendas están cedidas en arrendamiento) o cuando el propietario quiere rescindir el contrato para utilizarlo él mismo (o ser utilizado por un algún familiar) o para venderlo libre de arrendamientos.

¿Cómo tributa en el IRPF la indemnización que recibe el arrendatario a cambio de la rescisión voluntaria del contrato de arrendamiento? Si es el propietario quien abona la indemnización, ¿Qué consideración tiene para su IRPF la indemnización que paga al arrendatario?

La recepción por el arrendatario de la vivienda de una indemnización por la renuncia de sus derechos arrendaticios, constituye para aquél una alteración en la composición de su patrimonio que da lugar a una ganancia patrimonial.

En estos casos, a efectos del cálculo de la ganancia patrimonial, se admite como fecha de adquisición la fecha en la que el arrendatario adquirió sus derechos arrendaticios que con carácter general coincidirá con el día de formalización del contrato de alquiler. No obstante, puede ocurrir que dichos derechos arrendaticios se hubiesen adquirido por subrogación en el contrato de arrendamiento suscrito por un pariente del arrendatario actual, en cuyo caso la fecha de adquisición será la del día en que se realizó la subrogación (y no la de la fecha del contrato original suscrito por el pariente).

En el caso de que la fecha de adquisición de los derechos arrendaticios fuese anterior al 31 de diciembre de 1994, la ganancia patrimonial generada hasta el 31 de diciembre de 2006 se reducirá en un 11,11% por cada año que exceda de dos, redondeando por exceso, que medie entre la fecha de adquisición y el 31 de diciembre de 1996.

La ganancia patrimonial obtenida se integrará en la base del ahorro del IRPF tributando al 18% puesto que se deriva de la renuncia o transmisión de los derechos arrendaticios.

Por último, la indemnización, en el caso de que se abone por el propietario de la vivienda, tiene a efectos del IRPF la consideración de una mejora. Así, cuando el propietario venda dicha vivienda, a efectos de calcular la ganancia patrimonial, la indemnización se computará como mayor valor de adquisición.



Juan Jose Etxeberria
Departamento Fiscal
www.cialt.com
943 311866

Descargar archivo