Uso de Cookies Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

ACEPTAR Más información.

943 465 904

Contacto

Enlaces

Área de Colegiados

Artículos monográficos

LA FISCALIDAD DE LA DONACIÓN DE INMEBLES (III)

29/09/2008

LA FISCALIDAD DE LA DONACIÓN DE INMUEBLES (III)

Durante los artículos publicados las dos semanas anteriores, hemos comentado el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones que se deriva de la donación de inmuebles para el donatario o beneficiario.

Otro Impuesto al que debe de hacer frente el donatario, salvo en la donación de terrenos de naturaleza rústica, es el Impuesto sobre el Incremento de los Terrenos de Naturaleza Urbana, lo que coloquialmente se conoce como Impuesto de la Plusvalía. Este Impuesto municipal grava el incremento de los terrenos de naturaleza urbana que se pone de manifiesto como consecuencia de la transmisión de la propiedad de los mismos y, tal y como se ha señalado anteriormente, en el caso de las donaciones de inmuebles, el obligado al pago es el adquirente, esto es, el beneficiario de la donación. Sin perjuicio de que este Impuesto será objeto de un análisis más exhaustivo en un siguiente artículo, hay que señalar que el importe de la cuota a abonar depende básicamente del valor del terreno a efectos del IBI y del número de años en los que el bien inmueble haya estado en el patrimonio del donante.

Finalmente, el lector debe saber que cuando se realiza una donación, esta operación puede generar una ganancia patrimonial a efectos del IRPF del donante que deberá incluirse en la declaración del ejercicio en el que se realiza la misma. Esta circunstancia frecuentemente se desconoce por las personas que realizan una donación y se suelen encontrar con una desagradable sorpresa cuando van a realizar su declaración del IRPF.

Hay que tener en cuenta que desde el punto de vista del IRPF toda transmisión de bienes o derechos, incluso las realizadas a través de una donación, genera una ganancia o una pérdida de patrimonio. Solamente se exceptúa de la regla anterior la transmisión lucrativa por causa de muerte, de manera que se estima que lo que se conoce como plusvalía del muerto no genera ninguna ganancia o pérdida patrimonial.

¿Cómo se calcula la ganancia patrimonial derivada de la donación de un inmueble a efectos del IRPF?

Suponiendo que el inmueble donado no estuviese afecto a una actividad económica, como valor de transmisión se deberá tomar el valor resultante de la aplicación de las reglas del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Esto es, salvo que el valor declarado en la donación del inmueble hubiera sido revisado por parte de la Hacienda Foral, éste se tomará como valor de transmisión a efectos de la ganancia patrimonial del IRPF (si el valor hubiera sido revisado, se tomará el valor resultante de dicha comprobación). De ese valor se podrán deducir los gastos inherentes a la transmisión satisfechos por el donante.

Como valor de adquisición se tomará el importe real por el que se hubiese adquirido el inmueble donado, añadiendo en su caso, los gastos e impuestos satisfechos por el donante por la citada adquisición. Si el inmueble donado se hubiese adquirido a título lucrativo, una herencia o una donación por ejemplo, como valor de adquisición se tomará el resultante de la aplicación de las reglas del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. El valor de adquisición se actualiza a través de unos coeficientes que se publican anualmente.

La diferencia entre el valor de transmisión y el valor de adquisición actualizado será la ganancia o pérdida de patrimonio que deberá integrarse en la base del ahorro del IRPF, salvo que el inmueble donado se hubiese adquirido con anterioridad al 31 de diciembre de 1994, en cuyo caso, siempre que el resultado sea positivo (ganancia), se podrán aplicar los coeficientes reductores.

Por último, en el caso de una donación, si el resultado de restar del valor de transmisión el valor de adquisición actualizado es negativo (pérdida patrimonial), dicha pérdida patrimonial no se puede integrar en la declaración del IRPF del donante, de manera que la misma no se podrá compensar con otras ganancias patrimoniales que pudiera tener el donante.


JUAN JOSE ETXEBERRIA LIZARRAGA
Departamento Fiscal
www.altasesores.net
943 311866



Descargar archivo